CASAS PREFABRICADAS DE MADERA – VALE LA PENA CONSTRUIR

LAS CASAS PREFABRICADAS SON UNA ALTERNATIVA PARA INVERTIR

Muchas personas viven equivocados si creen que las casas prefabricadas existen pocos modelos y diseños. Aunque son estructuras ya construidas dentro de estándares rígidos para el encaje seguro, es muy grande la variedad de opciones tanto de materiales como de estilos. Además de la práctica y con precios muy competitivos, ese tipo de viviendas ha ayudado a realizar el sueño de la casa propia para muchas personas que creía imposible de tenerlo.

Las opciones también pasan por los materiales de las estructuras como módulos hechos de maderas, drywall, concreto e incluso como los contenedores. Incluso si las ofertas de diseño tienen una estandarización, los clientes pueden personificar su casa prefabricada. Incluso cambiando detalles como tipo de ventana, puertas, suelo, texturas y colores.

¿Qué es una casa prefabricada?

Mientras que las construcciones tradicionales sobreponen ladrillos para construir sus habitaciones, las casas prefabricadas son estructuras construidas de forma industrial y revestidas con tablillas de madera machihembrada, que se unen panel con panel y forman un inmueble de verdad. Sin embargo, no es tan simple como una rompecabezas, ya que es necesario contar con técnicos especializados que puedan garantizar la seguridad de la vivienda.

Las casas prefabricadas pueden ser de excelente calidad y peculiar belleza con solidez, atendiendo a los más variados perfiles. Al ser fabricadas las piezas poseen medidas preparadas con exigente control de calidad, lo que permite la certeza de tener una unión perfecta. Lo importante es la elección del material, que puede comprometer mucho el resultado final del proyecto.

Sin embargo, no basta con adquirir una casa prefabricada, hay que prepararse para recibirla. Esto incluye una posible preparación del terreno, compra de materiales adicionales para montaje, mano de obra y permisos si es necesario. Aunque existen varias opciones estructurales y de acabado, hay ciertos patrones que deben ser seguidos, por tratarse de un proyecto con piezas estandarizadas.

Factores económicos: en realidad vale la pena?

La palabra “economía” siempre acompaña una casa prefabricada, pero no siempre es una realidad. En un primer momento pensar en ese tipo de construcción es una gran alternativa, económicamente hablando, ya que disminuye la compra de materiales, de tiempo y cantidad de mano de obra e incluso de su esfuerzo físico. Puede incluso salir mas barato, si consigues elegir materiales de bajo precio, pero que puedan suplir su necesidad.

Pero para hacer elecciones más adecuadas, el cliente tiene ver sus opciones de diseños y acabados personalizados. Esto se puede ver previamente una muestra con las texturas, colores y opciones adicionales deseadas. Esta etapa es muy útil para hacer las opciones más armónicas y compatibles con los valores disponibles para la inversión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *